Incio

Colegio San Ignacio

  • Fuente RSS
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

Breve Historia

 

Cuando se produce la segunda llegada de los jesuitas a Bolivia, el Obispo Calixto Clavijo, dona las instalaciones para el colegio, ubicado entre las calles Indaburo y Genaro Sanjinez, inmueble en el que vivió el Mariscal Andrés de Santa Cruz, donde empezó a funcionar el primer colegio de jesuitas en Bolivia, con el nombre de “San Calixto”, en honor al obispo, en el año 1882.

Entre los años 1948-1949, el alumnado, incentivado por la comunidad, y por el éxito de la labor jesuítica en “San Calixto”, adquirió un terreno ubicado en la zona de Seguencoma, para lo que cada alumno aportó con la suma de “Un Boliviano”, con la intención de expandir la comunidad, en bien de la educación en Bolivia.

.

Este esfuerzo, se materializó en 1961, y en 1963, empieza a funcionar el colegio, bajo el nombre de “San Calixto de Seguencoma”, dirigido por los sacerdotes Palau y Berth, únicamente en el ciclo de primaria.

En el año 1963, llega el Padre Eugenio Domínguez, como director del colegio, y el Padre Camilo Cabanach, como Director Espiritual, cuando empezaron a formar comunidad e independizarse de “San Calixto” de la ciudad.

En 1969, egresa la primera promoción de “San Calixto Seguencoma”.

En 1970, llega desde Pura Pura, el Padre Antonio Villalba, con el colegio “Loyola” y empieza a funcionar en Seguencoma en el turno vespertino.

Con la intención de independizar la administración del establecimiento, se crea la Comunidad Educativa Seguencoma Limitada (CESEL), en 1978, administrada por padres de familia y profesionales independientes. Conjuntamente, nace el Consejo Estudiantil, a cargo de los alumnos de intermedio y medio, con la idea de dar participación al alumnado en las actividades del consejo de administración.

En 1980 se instaura la enseñanza co-educativa mixta, ingresando niñas al primer curso del ciclo básico.

En el año de 1981, los colegios “San Calixto de Següencoma” y “Loyola”, se fusionan en un solo servicio llamado “San Ignacio”, funcionando tanto en la mañana como en la tarde.

Desde ese año, se empezó a inculcar la idea de integración entre los alumnos de ambos turnos, la cual fue promovida por los profesores, para luego ser un anhelo propio de los alumnos, lo cual se demostró desde 1981, cuando egresa la promoción “San Ignacio 81”.

En 1985, el P. Domínguez, director del colegio, es destinado por la Compañía de Jesús, a realizar una labor pastoral en la ciudad de Santa Cruz, asumiendo la dirección del colegio el P. Antonio Villalba, y el Padre Arturo Vallejo queda a cargo de la dirección de estudios.

En ese mismo año, llega a San Ignacio, el Padre Antonio Jaureguizar, quien junto a los Padres Mateo Garau y Camilo Cabanach, dirigen la guía espiritual del alumnado.

Como culminación de la formación recibida en “San Ignacio”, todas las promociones próximas a egresar, realizan viajes de “Trabajo Social”, con el propósito de madurar la conciencia de servicio al país, mediante la cooperación prestada para el progreso de Bolivia.

En año 2002 concluyó el convenio con la Cooperativa Educativa Seguencoma Ltda. CESEL, y desde 2003, la Compañia de Jesús en Bolivia asuma toda la responsabildiad del Colegio "San Ignacio" tanto en lo académico como en lo económico financiero. Para tal efecto, el Padre Provincial; Ramón Alaix S.J. conforma el Directorio de la siguiente manera: P. Ramón Alaix Busquetes, S.I. como Presidente, P. Antonio Villalba Mulla, S.I. como Director General, P. Francisco Flores S.I. como Tesorero, P. Carlos Arce como Secretario y el Lic. Freddy Montes de Oca como Administrador General.

Simultaneamente, con el propósito de homogenizar los procesos pedagógicos y la gestión administrativa y financiera de los colegios bajo tuición de la Compañia de Jesús, en diciembre de 2002 se constituyó la Fundación Educativa Padre Pedro Arrupe (FEPPA) a la cual se adscribre como primera obra el Colegio "San Ignacio", siguiente el Colegio "San Calixto" y "Sagrados Corazón" de la capital de la República (Sucre - Bolivia).